¡Algunos de los falsos mitos de la alimentación!

En este mundo parece que nadie se pone de acuerdo, sólo tenemos que ver a los políticos….

Pero este hecho no pertenece en exclusivo a la clase política.

En el gimnasio un monitor nos dice:  no pasa nada si prácticas deporte  en ayunas.

Otro que tenemos que desayunar a tope, de lo contrario no rendimos.

Incluso algunos alimentos han cambiado su reputación.

En mi casa escuché toda la vida a mi madre  decir, que los huevos producen colesterol.

Ahora resulta que los estudios y son muchos, revelan que su ingesta nada tiene que ver con el nivel del colesterol.

Y encima este alimento prohibido y tan rico, es una fuente importante de proteínas, hierro y vitamina A.

Otro alimento que ha cambiado su mala fama, es el café .

Si teníamos la tensión alta, el médico era lo primero que suprimía.

La realidad, es que varios informes aseguran, que tomándolo en cantidades moderadas, produce efectos muy beneficiosos para nuestro organismo.

Entre ellos: Estimula nuestro sistema nervioso central, reduce el riesgo de sufrir parkinson y alzheimer, nos aleja de la diabetes y además es un potente antioxidante.

Otro elemento demonizado y que ha sido el culpable del acné en mi pubertad, es el chocolate.

Todo un mito, relacionarlo con el causante de esos granos que salen, sobre todo si tenemos una  cita  importante.

El responsable directo,  es  el estado hormonal.

Además de los alimentos que contienen azúcar, que son los causantes directos,  de ese  abultamiento seboso en nuestra piel.

A su vez , estos alimentos desencadena en un incremento de hormonas masculinas.

Que son las responsables de la segregación de grasa, por los poros cutáneos.

El chocolate amargo 75% puro cacao, tiene un porcentaje muy bajo en azúcar.

Por este motivo,  queda absuelto   de relacionarlo con el brote de ese grano inoportuno.

Lo mismo ocurre con la leche de vaca, ¡cuantas veces hemos oído! que la leche es una gran fuente de calcio.

Así nos embutían de leche, a todas horas,  con la creencia de que estábamos bien alimentados y que creceríamos sanos.

Además  aseguraban, que íbamos a tener unos huesos muy fuertes.

 

Desde luego que el calcio es importante es nuestra dieta, pero  la leche de vaca, no es la mejor fuente de calcio.

Hay muchos otros alimentos que tienen calcio y vitamina d, como: las acelgas, las nueces, las judías, el brócoli, pescados, mariscos, etc.

Una investigación publicada en JAMA Pediatrics,  pone de manifiesto que los niños, que viven en países donde se consume menos leche suelen sufrir menos fracturas.Todo una paradoja.

La mejor manera de mantener unos huesos sanos, es practicando ejercicio y llevando una dieta equilibrada.

No bebiendo leche sin parar, como nos decían las abuelas.

Uno de los detractores más relevantes de los productos lácteos es la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard.

En su guía de nutrición dice ,que la leche no es  ni la única ni la mejor fuente de calcio.

Si queréis consultarlo, aquí os dejo el enlace: https://www.hsph.harvard.edu/nutritionsource/what-should-you-eat/calcium-and-milk/

La leche incluso puede llegar a ser contraproducente para los huesos.

Como señaló una investigación publicada en 1998 en Annals of Internal Medicine.

El estudio concluyó que consumir altas cantidades de vitamina A (retinol) puede dañar los huesos.

Sin olvidarnos también que contiene un elevado porcentaje de grasa, lo que nos puede llevar a  la obesidad.

Y  además los estrógenos que se transmiten a través de la leche de vacas embarazadas, nos pueden influir en la aparición de enfermedades.

No voy a debatir las virtudes o debilidades de la leche de vaca.

Lo que si os puedo contar es mi propia experiencia, yo hace muchos años que deje de consumirla.

Y he notado una mejora increíble en mi organismo, he dejado de tener dolor abdominal, malas digestiones, abultamiento de la zona de la barriga.

Al mismo tiempo que han desaparecido esos granos inoportunos, y han dejado de estropearme las citas.

Y como me gusta  el acto social de tomar café, y además está muy arraigado en nuestra cultura.

Me he pasado a consumir bebidas vegetales (soja, almendra, avena).

Las bebidas vegetales nos son sustitutivas de la leche de vaca, ya que la leche de vaca, no es imprescindible en nuestra dieta.

 

Si son una opción más saludable y válida  para la personas que son intolerantes a la lactosa, veganos.

Deportistas o  que simplemente quieran llevar una vida más saludable.

¡Ojo! que como el resto de los alimentos, debemos elegir una de buena calidad, baja en azúcares y grasa.

Y para terminar, me quedo con la frase:

“Comer es una necesidad, pero comer de forma inteligente es un arte “

-La Rochefoucauld.

Comments are closed.

0
Conectando
Por favor espera...
Envíame un correo

Lo siento, no estoy en línea en este momento. Deja un mensaje.

Nombre
* Email
* Mensaje
¿Quieres hablar conmigo?

Necesitas ayuda? Estoy aquí para ayudarte

* Tu nombre
Estoy en linea!
Feedback

¡Ayúdame a ayudarte mejor! No dudes en dejarme cualquier comentario adicional.

¿Cómo evaluarías mi apoyo?
Me llamo Ana
Cada lunes, miércoles y viernes envío la newsletter a más de 13.000 personas. Dicen que les ayuda un montón a la hora de elegir vestuario y así lograr todos lo que desean, en definitiva alcanzar sus sueños para ser feliz.
“ Por fin un blog de moda diferente, dónde puedes encontrar la motivación que necesitas para darle un giro a tu vida. “Porque este blog no ofrece los contenidos enlatados de siempre”

Adelante!!