Comer como niños

Comer como niños

Todos los hábitos alimenticios se forman en la infancia, en ese proceso de crecimiento, aprendemos a identificar los alimentos y los sabores.

Si queremos que nuestros hijos, cuando llegue adultos, tengan una alimentación sana y saludable.

Tenemos que presentarle los alimentos,  porque la única manera de que los conozcan, es a través de la alimentación que se practica en el seno familiar.

Resulta difícil que un niño aprenda a comer bien, si no ha entrado en contacto con una variedad de productos.

Por tanto al igual que trasmitimos pautas de higiene personal,  lavarse los dientes, ducharse, etc…..

Debemos hacer el esfuerzo de educar a nuestros hijos en la alimentación y nutrición.

Porque hay niños con buen apetito, a los que les encanta probar de todo.

Otros por el contrario no les gusta nada, son inapetentes, perezosos, no muestran interés por la comida.

E incluso algunos lo utilizan para salirse con la suya y lograr el capricho de ir al cine, comer chuches, ver más la tv, etc..

Aunque sé que en muchos casos exige mucha paciencia y dedicación, es muy importante no hacer ningún tipo de concesiones inaceptables.

También debemos tener un cierto respeto por el apetito del niño, siempre que su crecimiento a juicio del pediatra se desarrolle de manera adecuada.

Porque si nos preocupamos en exceso por la comida de nuestros hijos,  se puede crear una dependencia poco saludable.

El momento de la comida debe ser una acto normal y placentero, no una guerra y que suponga un suplicio para el niño.

Los niños, al igual que nosotros  pueden tener variaciones en el apetito, relacionadas con el crecimiento.

 

En las etapas en que se estaciona, no crece, el apetito suele disminuir, por tanto tiene menos exigencias nutricionales.

Si embargo hay etapas en las que el niño come con gusto, y bastante, suele ser la respuesta a su organismo para crecer.

El peso y la estatura son los mejores indicadores de su estado nutricional con la valoración del pediatra.

Además hay que tener en cuenta que tienen una vida activa, hay tantas cosas interesantes alrededor de ellos, correr, saltar, bailar…..

El organismo necesita energía y los nutrientes necesarios para que pueden llevar a cabo estas actividades.

Entonces…

¿Cual debe de ser la planificación del menú semanal de nuestro hijo?

Antes de nada, decir que el momento de la comida para le niño, se desarrolle en un ambiente de calma, de tranquilidad.

Mejor sin televisión, radio, sin gritos, ni discusiones, no es el momento para discutir acerca de la notas, o de si hizo algo mal reprenderle.

Es imprescindible variar los menús porque si no puede acabar en desgana.

Y se deben aprovechar estos momentos para hablar con el niño y preguntarle sobre sus inquietudes, amigos, etc..

Por lo general los niños copian lo que ven en todos los aspectos y con la alimentación sucede lo mismo, así que los padres debemos dar ejemplo.

¿Cómo debe ser su desayuno?

Admite una oferta de alimentos variados, pero para que este tenga las mejores calidades nutricionales es aconsejable que incluya:

Yogur a poder se sin azúcar, queso (mejor sin grasa), pan, una fruta preferible entera sin ser zumo, y una grasa como completo por ejemplo el aceite de oliva en las tostadas.

¿Y la media mañana?

Lo mejor es que tome una pieza de fruta.

La comida y la cena son las que proporcionan el aporte de energía y nutrientes más elevado.

Y debe cumplir los siguientes requerimientos:

  • 20% de lácteos como mínimo
  • 10% como máximo de carnes y pescados
  • 50% como mínimo de frutas, verduras y legumbres
  • 20% como máximo de pan, pastas y harinas.

Y no nos olvidemos de que beban al menos 1 litro de agua al día.

Por este motivo deben complementarse y tener en cuenta una serie de consideraciones:

Es recomendable adaptar la comida a la época del año que nos encontremos para consumir alimentos de temporada.

Y potenciar los “guisos cuchara” como primer plato, con el fin de aumentar el consumo de productos de origen vegetal.

Si durante algún tiempo comemos como un niño, conseguiremos incorporar a nuestro estilo de vida, una dieta sana y saludable.

¿Alguien que me lee se atreve hacer este experimento? y los que lo practican… ¿ya han conseguido que sea un hábito?

 

En la foto, “¡María y sus amigas, unas niñas encantadoras, con su ejemplo, muestra que ya ha hecho su elección a favor de una dieta rica y saludable”

 

Comments are closed.

0
Conectando
Por favor espera...
Envíame un correo

Lo siento, no estoy en línea en este momento. Deja un mensaje.

Nombre
* Email
* Mensaje
¿Quieres hablar conmigo?

Necesitas ayuda? Estoy aquí para ayudarte

* Tu nombre
Estoy en linea!
Feedback

¡Ayúdame a ayudarte mejor! No dudes en dejarme cualquier comentario adicional.

¿Cómo evaluarías mi apoyo?
Me llamo Ana
Cada lunes, miércoles y viernes envío la newsletter a más de 13.000 personas. Dicen que les ayuda un montón a la hora de elegir vestuario y así lograr todos lo que desean, en definitiva alcanzar sus sueños para ser feliz.
“ Por fin un blog de moda diferente, dónde puedes encontrar la motivación que necesitas para darle un giro a tu vida. “Porque este blog no ofrece los contenidos enlatados de siempre”

Adelante!!